lunes, 29 de junio de 2009

Vive un día a la vez...


Vive un día a la vez
No te esfuerces ni te precipites haciendo planes para mañana, porque mañana puede no llegar nunca.
Disfruta de Hoy plenamente, disfrútalo como si fuera tu último día.
Haz todas esas cosas hermosas que has anhelado hacer, no de cualquier manera o sin pensar,sino con verdadera alegría.
Sé como un niño que no piensa en el mañana y que ha olvidado lo que pasó el día anterior, pero que vive como si el único momento que importa fuera el ahora.
El ahora es el tiempo más excitante que hayas conocido de modo que no pierdas ni un segundo de él.
Vive completamente,listo para que cualquier cosas pase en cualquier momento.
Cuando vives de esta manera estás preparado y abierto a cualquier cosas que pueda ocurrir.
Los cambios vendrán, y vendrán muy rápidamente..
Eleva tu corazón con profunda gratitud cuando vengan uno por uno.
Siempre ve lo mejor en cada cambio que tenga lugar...
Eileen Caddy
Abriendo las puertas de tu interior.

sábado, 27 de junio de 2009

El sendero del Mago...


Merlín prefería evitar que lo vieran los mortales, pero en ocasiones se le podía ver una tarde de verano haciendo equilibrio en un pie, al borde de un campo. Los campesinos curiosos se le acercaban, pero Merlín permanecía como una estatua, sin emitir sonido alguno o reconocer su presencia. En esas ocasiones, Arturo pensaba que su maestro parecía una garza vieja acechando a un pez en el pantano. Un día, después de que Merlín había pasado horas contemplando el estanque, el niño no resistió la tentación de preguntarle qué era lo que miraba.
“No lo sé con exactitud”, contestó Merlín. “Vi una libélula y quise mirarla más de cerca. Se atravesó en mi camino como un sueño fugaz, pero al cabo de un momento olvidé si la libélula era mi sueño o si yo era el de ella”.
“¿No es obvia la respuesta?”, preguntó Arturo.
Merlín le propinó un golpecito en la cabeza y le dijo: “Tú crees que tus sueños existen aquí adentro. Pero como yo me encuentro en todas partes, ¿cómo puedo saber cuál parte de mí sueña a otra?”

Deepak Chopra. 'El sendero del mago '

domingo, 21 de junio de 2009

21 de Junio 2009 solsticio invierno


Para todas las culturas el invierno es una época de siembra. El sol se ha alejado del hemisferio y la tierra se prepara para trabajar interiormente. Los frutos de la cosecha anterior ya han sido recogidos. Es el momento para seleccionar los mejores frutos, obtener sus semillas y volver a sembrar.

Del mismo modo, en nuestro mundo interno, podemos sembrar los mejores objetivos para un nuevo ciclo que comienza. Deshacernos así de nuestros viejos hábitos, revisar los obstáculos que no nos han permitido alcanzar lo buscado y comprometernos entonces con renovada energía para lograrlo.

Los obstáculos pueden ser de diversa índole. La mayoría seguramente están en nosotros mismos.

No culpes a nadie de lo que te sucede. No culpes a los demás si no has logrado todavía determinadas metas. Tal vez no sea tiempo todavía, quizás tengas que desarrollar otros objetivos antes, tal vez tengas que vencer tus temores, o emplear más energía y voluntad para conseguirlos. A veces las metas son poco realistas y en ese caso deberás replantearlas para avanzar por etapas:

“todo camino de diez mil leguas comienza por el primer paso”.

Un tiempo de amor y solidaridad

Nosotros, los seres humanos, hemos vivido cientos de miles de años en estrecho contacto con la naturaleza, siendo parte de ella misma; estos últimos siglos hemos construido ciudades y nos hemos alejado de nuestra conciencia de contacto con ella. Pero todo nuestro ser sigue respondiendo a sus ciclos, llevamos ese programa en nuestros genes.

Imaginemos una tribu viviendo en cuevas o chozas en pleno invierno. Para sobrevivir han debido guardar los granos de los alimentos que cosecharon en tiempos de primavera y verano para alimentarse durante esta cruda época. También protegen a sus animales para tener a su alcance algo de carne y de leche.


Horus. Dios Sol Egipcio. Representa la Luz, el día.
El sol, como hemos dicho, se ha alejado. Hay más frío y más escasez de todo.

El sol es la fuente de vida y de calor.

Sin embargo, el ser humano observa y recococe que el sol retornará y la naturaleza volverá a mostrar su abundancia y esplendor.

Los miembros de la tribu se reúnen en torno de una fogata. El fuego les da calor, luz y, probablemente, les permite cocinar algunos alimentos. Juntos, se apoyan y comparten lo que tienen.


Esto se va transformando en una celebración, una ceremonia. El fuego es la representación del sol, momentáneamente alejado. Es también el elemento transformador de todo: lo que era sólido lo transforma en líquido, lo líquido en vapor, lo denso se transforma en algo sutil.

Los pueblos de todos los lugares del planeta comienzan a celebrar el Solsticio de Invierno.


Ritual Celta del fuego para recibir el Solsticio.
Cuando el cristianismo comienza a propagarse en Europa, asimila estas fiestas solsticiales a sus propios ritos y símbolos. De allí que se fija la fecha del nacimiento de Jesús en el Solsticio de Invierno (Hemisferio Norte). El niño Jesús pasa a simbolizar para los cristianos la idea de solidaridad, amor y esperanza. Por eso se colocan luces en los árboles, a semejanza de las antorchas que antiguamente se colocaban en el norte de Europa. Por eso se intercambian regalos.

Es el momento de tener fe y esperanza que todo irá mejor si tenemos la actitud interior correcta, si amamos y si somos solidarios
fUENTE:Dhammapada

miércoles, 17 de junio de 2009

La vida por un sueño....



Muchas veces pensamos que la actitud ideal es dar
la vida por un sueño: nada más equivocado. Para
alcanzar un sueño necesitamos conservar nuestra vida
y por lo tanto es obligatorio saber como evitar
aquello que nos amenaza. Cuanto más
premeditemos nuestros pasos, más oportunidades
tendremos de errar, pues no estamos tomando
en consideración las enseñanzas de la vida,
la pasión y la calma. Cuanto más pensemos
que tenemos el control, más distantes estaremos
de controlar cualquier cosa. Una amenaza
no avisa, y una reacción rápida no puede ser
programada como un paseo de domingo.
Si quieres entrar en armonía con tu amor o con
tu combate, aprende a reaccionar con rapidez.
No dejes que tu experiencia de vida se transforme
en una máquina: usa esta experiencia para escuchar
siempre "la voz del corazón". Aún cuando no estés
de acuerdo con lo que esta voz te dice,
sigue sus consejos, pues sabe el mejor momento
para actuar y el mejor para evitar la acción.


Paulo Coelho

viernes, 12 de junio de 2009

Pide y se te dará....


La Ley de Atracción dice: «Todo lo que se asemeja se atrae». Por tanto podemos afirmar que la poderosa Ley de Atracción es un Gerente Universal que se afana en reunir todos los pensamientos que concuerdan.

Para comprender este principio basta con que enciendas la radio y sintonices deliberadamente tu receptor para que capte la correspondiente señal de una antena emisora. No puedes oír la música emitida por la frecuencia de radio 101 FM si sintonizas en tu receptor la frecuencia 98.6 FM. Entiendes que la frecuencia vibratoria debe coincidir, y la Ley de Atracción lo confirma.

Así pues, cuando tu experiencia te haga lanzar cohetes vibratorios de deseos, debes hallar el medio de mantenerte constantemente en una armonía vibratoria con esos deseos a fin de captar su manifestación.

¿A qué prestas atención?

Aquello a lo que prestas atención hace que emitas una vibración, y las vibraciones que ofreces equivalen a lo que pides, lo cual equivale a tu punto de atracción.

Si en estos momentos deseas algo que no posees, sólo tienes que centrar tu atención en ello y, en virtud de la Ley de Atracción, lo obtendrás, porque cuando piensas en ese objeto o experimentas lo que deseas, emites una vibración, y según esa Ley de Atracción, obtendrás ese objeto o esa experiencia que deseas.

Ahora bien, si deseas algo que en estos momentos no tienes y centras tu atención en el hecho de que no lo tienes, la Ley de Atracción seguirá respondiendo a la vibración de que no lo tienes, de forma que seguirás sin obtener lo que deseas. Así funciona esta ley.

¿Cómo puedo saber qué atraigo?

La clave para atraer algo que deseas hacia tu experiencia consiste en alcanzar una armonía vibratoria con lo que deseas. La forma más sencilla de alcanzar esa armonía vibratoria es imaginar que ya tienes lo que deseas, fingir que ya forma parte de tu experiencia, hacer que tus pensamientos se deleiten con la experiencia, y a medida que practiques esos pensamientos y empieces a ofrecer sistemáticamente esas vibraciones, facilitarás que lo que deseas pase a formar parte de tu experiencia.

Ahora bien, si prestas atención a lo que sientes, te será fácil averiguar si diriges tu atención a tu deseo o a la ausencia de él. Cuando tus pensamientos coinciden a nivel vibratorio con tu deseo te sientes bien, la gama de tus emociones pasa de la satisfacción a la expectativa, al anhelo, a la alegría. Pero si prestas atención a la falta, o la ausencia, de lo deseado, tu gama de emociones pasa del sentimiento de pesimismo a la preocupación, al desánimo, a la ira, a la inseguridad y a la depresión.

Así pues, en la medida en que seas consciente de tus emociones, siempre sabrás si facilitas esa parte de tu Proceso Creativo, y no volverás a interpretar erróneamente el motivo por el que no consigues lo que anhelas. Tus emociones constituyen un maravilloso sistema de guía, y si les prestas atención podrás orientarte hacia lo que deseas.

Te guste o no, obtienes aquello en lo que piensas

Según la poderosa Ley de Atracción, atraes hacia ti la esencia de lo que ocupa predominantemente tu pensamiento. De modo que si piensas sobre todo en las cosas que deseas, tu experiencia vital reflejará esas cosas. Por el contrario, si piensas ante todo en lo que no deseas, tu experiencia vital reflejará esas cosas.

Pienses lo que pienses, es como planificar un acontecimiento futuro. Cuando valoras algo, lo planificas. Cuando algo te preocupa, lo planificas. (Preocuparse es utilizar tu imaginación para crear algo que no deseas.) Cada pensamiento, cada idea, cada Ser, cada objeto… todo es vibratorio, de forma que cuando centras tu atención en algo, siquiera durante un breve espacio de tiempo, la vibración de tu Ser comienza a reflejar la vibración de aquello a lo que prestas atención. Cuanto más piensas en ello, más vibras como ello; cuando más vibras como ello, más atraes a aquello que se corresponde con tu vibración. Esa tendencia en materia de atracción aumenta hasta que ofreces una vibración distinta. Y cuando ofreces una vibración distinta, las cosas que coinciden con esa vibración son atraídas hacia ti, por ti.

Pide y se te dará

Esther y Jerry Hicks

jueves, 11 de junio de 2009

Incorpóralo todo a tu ser


Esta técnica es un poquito difícil, pero si la puedes practicar, pues entonces maravilloso, Estupendo. Sentado, no dividas. Mientras estés sentado meditando, inclúyelo todo: tu cuerpo, tu mente, tu respiración, tus pensamientos, tus conocimientos, todo. Inclúyelo todo. No dividas, no crees ninguna fragmentación. Normalmente solemos fragmentar; seguimos fragmentando. Decimos: “este cuerpo no soy yo”. Hay técnicas que también pueden utilizar lo anterior, pero esta técnica es completamente diferente, en realidad, lo opuesto.


No dividas. No digas: “ Yo no soy el cuerpo. No digas: “Yo no soy la respiración”. No digas:”yo no soy la mente”. Di solamente:”Yo lo soy todo”, y sé todo. No crees ninguna fragmentación dentro de ti. Es un sentimiento. Con los ojos cerrados incluye todo lo que existe para ti. No te centres en nada; se alguien no-centrado. La respiración va y viene, los pensamientos vienen y pasan. La forma de tu cuerpo seguirá cambiando. Tú no has observado esto.

Si te sientas con los ojos cerrados, sentirás que algunas veces tu cuerpo es grande, algunas veces tu cuerpo es pequeño; algunas veces es muy pesado, algunas veces simplemente ligero, casi como si pudieras volar. Tú puedes sentir este incremento y disminución de la forma. Simplemente cierra tus ojos, siéntate, y percibirás que algunas veces el cuerpo es muy grande, llena todo el salón; algunas veces es muy pequeño, simplemente atómico. ¿Por qué cambia la forma?. En la medida en que tu atención cambia, también cambia la forma del cuerpo. Si eres inclusivo, se volverá grande; si eres exclusivo-yo no soy esto, yo no soy esto- entonces se volverá muy diminuto, muy pequeño, atómico.

El sutra dice: Amado, en este momento deja que la mente, el conocimiento, la respiración, la forma, sean incluidos.

Inclúyelo todo en tu ser y no deseches nada. No digas, “éste no soy yo”. Di: “yo soy” e inclúyelo todo. Si puedes hacerlo sentado, simplemente, estupendo. Sucesos completamente nuevos te acontecerán. Sentirás que no hay centro; en ti no hay un centro. Y con el centro ausente, no hay personalidad, no hay ego; sólo queda la conciencia, una conciencia como el firmamento que lo cubre todo. Y, al crecer, no solo tu propia respiración quedará incluida, no solo tu propia forma quedará incluida; finalmente todo el universo empezará a quedar incluido en ti.

Incluye y crece. Incluye y expándete. Inténtalo con tu cuerpo y luego inténtalo también con todo el mundo exterior.

Sentado debajo de un árbol, mira el árbol. Cierra luego los ojos y siente que el árbol está dentro de ti. Mira el firmamento. Cierra luego los ojos y siente que el firmamento está dentro de ti. Mira el sol al amanecer. Cierra luego los ojos y siente el sol al amanecer dentro de ti. Siéntete más inclusivo.

Entonces se producirá en ti una tremenda experiencia. Cuando percibas el árbol dentro de ti, inmediatamente te sentirás más fresco, más joven. Y esto no es imaginario porque el árbol y tú pertenecéis ambos a la tierra. Los dos estáis enraizados en la misma tierra y, finalmente enraizados en la misma existencia. Por tanto, cuando sientes que el árbol está dentro de ti, el árbol está dentro de ti- esto no es imaginación- e inmediatamente sentirás el efecto. La vitalidad del árbol, el verdor, la frescura, la brisa que pasa a través de él se sentirán dentro, en tu corazón. Incluye más y más a la existencia y no excluyas.

Osho; tomado de El Libro de los Secretos

martes, 9 de junio de 2009

El águila, cuento Sufí


Había una vez un campesino que fue al bosque vecino a atrapar un pájaro para tenerlo cautivo en su casa. Consiguió cazar un pichón de águila. Lo colocó en el gallinero, junto con las gallinas. Comía mijo y la ración propia de las gallinas, aunque el águila fuera el rey o la reina de todos los pájaros. Después de cinco años, este hombre recibió en su casa la visita de un naturalista. Mientras paseaban por el jardín, dijo el naturalista:

-Este pájaro que está allí no es una gallina. Es un águila. -De hecho -dijo el campesino- es águila, pero yo lo crié como gallina. Ya no es un águila. Se transformó en gallina como las otras, a pesar de tener las alas de casi tres metros de extensión.

-No –dijo el naturalista – ella es y será siempre un águila pues tiene un corazón de águila. Este corazón la hará un día volar a las alturas.

-No, no –insistió el campesino-. Ella se convirtió en gallina y jamás volará como águila.

Entonces, decidieron hacer una prueba. El naturalista tomó el águila, la levantó bien en alto y, desafiándola, le dijo:

-Ya que usted es de hecho un águila, ya que usted pertenece al cielo y no a la tierra, entonces, ¡abra sus alas y vuele!

El águila se posó sobre el brazo extendido del naturalista. Miraba distraídamente alrededor, vio a las gallinas allá abajo, picoteando granos y saltó junto a ellas.

El campesino comentó:

-Yo le dije, ¡ella se convirtió en una simple gallina!

-No –insistió el naturalista-. Ella es un águila. Y un águila será siempre un águila, experimentaremos nuevamente mañana.

Al día siguiente, el naturalista subió con el águila al techo de la casa. Le susurró:

-Águila, ya que usted es un águila, ¡abra sus alas y vuele!

Pero, cuando el águila vio allá abajo a las gallinas, picoteando el suelo, saltó y fue junto a ellas. El campesino sonrió y volvió a la carga:

-Yo le había dicho, ¡ella se convirtió en gallina!

-No –respondió firmemente el naturalista. Ella es águila, poseerá siempre un corazón de águila. Vamos a experimentar todavía una última vez, mañana la haré volar.

Al día siguiente, el naturalista y el campesino se levantaron bien temprano. Tomaron el águila y la llevaron fuera de la ciudad, lejos de las casas de los hombres, en lo alto de una montaña. El sol naciente doraba los picos de las montañas. El naturalista levantó el águila al cielo y le ordenó:

-Águila, ya que usted es un águila, ya que usted pertenece al cielo y no a la tierra, ¡abra sus alas y vuele!

El águila miró alrededor. Temblaba como si experimentase una nueva vida. Pero no voló. Entonces, el naturalista la tomó firmemente, en dirección del sol, para que sus ojos pudiesen llenarse de la claridad solar y de la vastedad del horizonte. En ese momento, ella abrió sus potentes alas, graznó con el típico kau, kau de las águilas y se levantó, soberana, sobre sí misma.

Y comenzó a volar, a volar hacia lo alto, a volar cada vez más alto. Voló… Voló hasta confundirse con el azul del firmamento.

domingo, 7 de junio de 2009

Día Mundial de Invocación...



LA GRAN INVOCACION

La Gran Invocación es una plegaria mundial traducida a más de 75 idiomas y dialectos.

Es un instrumento de poder para ayudar a que tenga plena expresión el Plan de Dios en la Tierra.

La belleza y la fuerza de esta Invocación reside en su sencillez y en que expresa ciertas verdades esenciales, que todos los hombres aceptan innata y normalmente:

La verdad de la existencia de una inteligencia básica a la que vagamente damos el nombre de Dios.

La verdad de que detrás de todas las apariencias externas, el Amor, es el poder motivador del Universo.

La verdad de que vino a la Tierra una gran Individualidad, llamada Cristo por los cristianos, que encarnó ese amor para que pudiéramos comprenderlo.

La verdad de que el amor y la inteligencia son ambos efectos de la Voluntad de Dios.

Y finalmente la verdad eminente de que el Plan divino sólo puede desarrollarse a través de la humanidad misma.

Por medio de la meditación, la plegaria y la invocación, las divinas energías pueden ser liberadas y llevadas a la actividad. Los hombres y mujeres de buena voluntad de muchos credos y naciones pueden unirse en un servicio mundial trayendo valor y fuerzas espirituales a un mundo atribulado. Tienen el poder de afectar los acontecimientos mundiales a través de la invocación enfocada y unida. El conocimiento de este hecho, científicamente aplicado, puede ser uno de los grandes factores liberadores de la humanidad.

Nadie puede emplear esta invocación o plegaria para evocar iluminación y amor sin causar poderosos cambios en su propia vida, actitudes y propósitos. "Como un hombre piensa en su corazón así es él".

viernes, 5 de junio de 2009

jueves, 4 de junio de 2009

Día Mundial de Invocación – Vigilia de las Américas y Europa



Domingo 7 de Junio de 2009 Festival de Cristo y Día Mundial de Invocación

"Reconozco mi otro yo, y al menguar ese yo, crezco y brillo"

Consigamos el punto de Unificación de los Tres Festivales Espirituales. El Festival de la Buena Voluntad llamado también El Festival de Cristo por el rol privilegiadoque juega: Representando a la Humanidad, el Cristo está delante de la Jerarquía, con Shamballa, focalizan en Él la profunda aspiración de la humanidad por la Fraternidad entre todos los pueblos. Este Festival se celebra desde hace más de cincuenta años, en público, como Día Mundial de Invocación. Este Festival de Unificación se refiere a las cualidades esenciales en el mundo desquiciado de hoy en día. Aprovechemos esta oportunidad y alineémonos para decir juntos el mantram de la Afirmación del Discípulo:



Soy un punto de luz dentro de una Luz mayor.

Soy un punto de energía amorosa dentro de la corriente de Amor divino.

Soy una chispa de fuego de sacrificio dentro de la ardiente Voluntad de Dios.

Y así permanezco.



Soy un camino por medio del cual los hombres pueden realizar.

Soy una fuente de fuerza que les permite mantenerse.

Soy un rayo de luz alumbrando su camino.

Y así permanezco.



Y permaneciendo así, vuelvo

Y voy por el camino de los hombres,

Y conozco los caminos de Dios.

Y así permanezco.



"La meditación del alma es de naturaleza rítmica y cíclica, cómo todo lo que existe en el cosmos" y es así como, poco a poco, la resonancia interior emana del silencio que es menester acatar ahora lo mejor posible, para cultivar una escucha correcta. Esta cualidad de escucha contribuye a aguzar el discernimiento; esto permite a la humanidad hacer entender su llamada y aportar una nueva dinámica como tercer polo del Triángulo con Shamballa y la Jerarquía. La Humanidad tiene un rol esencial a jugar en el cumplimiento del Plan. El espíritu de llamada invocativa de la humanidad debe ser capaz de movilizarse más libremente, guardando a la vista, que ella debe tomar en sus manos su reorientación y su puesta en marcha con pensamientos para solucionar los diferentes conflictos actuales, así como un mejor reparto de las riquezas del Planeta.

En el momento de este período de la luna llena de géminis, cuando el espíritu invocativo de la humanidad puede hacerse entender más claramente; tenemos, como grupo, la oportunidad de respaldar directamente a las fuerzas de luz y amor, a ayudar a nuestro atormentado planeta .Hoy, al igual que en los tres próximos días, tratemos de preservar nuestros pensamientos alineándolo con el grupo interior, en el reconocimiento de que juntos podemos empezar a realizar un cambio en las partes afligidas del mundo.

El Festival de Cristo es la prolongación del trabajo empezado por Buda en Wesak y Cristo en Mayo. A lo largo de cuatro semanas seguidas Él ha guardado la energía contactada en Wesak, afín de liberarla directamente en la conciencia humana hasta el momento justo de la Luna Llena de Géminis. En ése momento el Instructor Mundial va a estar delante de la Jerarquía para empezar una ceremonia sagrada y solemne. Entonces pronuncia las Bienaventuranzas como el último Sermón de Buda. El tema del sermón es "confianza en sí mismo", aprende a pensar por sí mismo y a desarrollar su propia comprensión. Nosotros hacemos que nadie pueda darnos una respuesta hecha y que sólo la posible elección es la de alumbrar con su lámpara para caminar sobre el Sendero. Han habido tantos propósitos, relacionados con Cristo, y tantas interpretaciones abusivas en las inspiraciones en relación con Su trabajo, que sería oportuno volver al hecho de que Buda y Cristo son hermanos muy próximos y que Cristo no tenía la intención de hacer de la religión Cristiana una religión basada únicamente sobre el pecado y la muerte. Cristo había permitido a los pobres y a los esclavos encontrar su voz y su dignidad de humanos de pleno derecho.

Parece ser que la enseñanza de Cristo, en el trascurso de la era futura, se situará alrededor de cuatro líneas principales. A menos que todo el mundo no Le reconozca claramente por lo que Él es, simplemente no sabrá traer ciertos cambios gracias al poder que Él tiene. En primer lugar se recobrará el establecimiento de Correctas Relaciones Humanas conduciendo a la curación de las naciones. Su sola presencia producirá el espíritu de inclusividad luminosa con lucidez de diferenciar entre: el amor y el odio; la agresión y la libertad; lo vendible y el reparto.

El segundo punto de la enseñanza de Cristo será que la Ley de reencarnación es la ley del crecimiento, del progreso de la evolución. No retrocedemos a las formas de vida menos desarrolladas, pero es verdad que cada uno debe responder de sus actos.

El Instructor Mundial presentará, igualmente, los misterios de la iniciación.

Esto implica un trabajo superior sobre el discernimiento, un trabajo constante para desarrollar un pensamiento constructivo y creador: la confusión y las alucinaciones deben descartarse en beneficio de un espíritu formado por un conocimiento experimentado, sobre una realidad de oportunidades.

La gran tarea de Cristo será la de disipar el espejismo. El rol jugado por Buda y Cristo, hasta hoy, está bien desde esta línea de mira y ha permitido a la Humanidad comenzar a tomar parte del proceso delicado de transformación planetaria. La humanidad se ha desengañado a través de los últimos siglos y muchas de sus ilusiones han caído, siendo esto mejor.

Sin duda que si llegáramos a dar a conocer, aún más, el Día Mundial de Invocación en el mundo entero, ella movilizaría a las masas de la humanidad para reunirse y utilizar La Gran Invocación, por lo menos ese día, y el estado del mundo, en el que vivimos, no cesaría de transformarse para el bien de todos. Un depósito colectivo de energía espiritual podría dedicarse así a la elevación de la conciencia humana.

Un sentido de universalidad que destruiría ciertos obstáculos creados por el mental inferior de separatividad; las divergencias entre individuos, grupos, razas y naciones se transformarían, para crear en la consciencia los fundamentos de una comprensión real de las verdaderas relaciones. La tumba del materialismo y del egoísmo se abriría para siempre.

El conjunto del esquema de la evolución se fundamenta en una serie de ascensiones. Estas ascensiones emanan del resultado de un proceso, de un método de invocación para el grupo donde reina el más pequeño y de la evocación de aquéllo que es más grande, más inclusivo y más iluminado. Tal es la llave de la Palabra Invocación de la Vida grupal. Todo lo que se realiza, gracias a la meditación, hacia la expansión y la elevación de la conciencia y así la gloria enroscada en todas las formas se despierta y se exterioriza. Es en efecto el principio Crístico y es este naciente poder espiritual lo que buscamos para estimular y expandir en el momento del Festival de Cristo.

En el transcurso de este período de crísis, la humanidad ha dado pasos hacia delante en la elección que se encuentra ante ella: por un lado las guerras, del otro los aspirantes por la Paz; así cómo los indecisos viendo lo inevitable, así cómo la necesidad de tomar precauciones... todo esto ha actuado como un formidable estímulo de lucidez en el pensamiento de los seres humanos. Las fuerzas de Urgencia y de Reconstrucción se movilizan y cuando todavía reina el caos surge un punto nuevo a la vista. A todos nosotros nos corresponde sostener la Luz, hacer contrapeso, ofreciendo una escapatoria hacia una tercera vía: un punto de equilibrio, de confianza abierta a soluciones, una liberación progresiva.

En el Día Mundial de Invocación, La Gran Invocación se dirá por todas partes en el mundo en más de setenta idiomas. La Gran Invocación es un maravilloso útil para este asombroso trabajo de transformación. Es un antiguo mantram, verdaderamente poderoso cuando se le utiliza con la intención bien focalizada. Es pues importante utilizar y fomentar el empleo de la Gran Invocación. Parece ser que no pasa un solo día en que el Instructor Mundial no la utilice.

En este momento se nos pide "permanecer en el centro" y de unir la luz de nuestras personalidades a la luz de nuestras almas. Hemos de reflejar la luz espiritual, conectada con la humanidad, así cómo con los tres reinos inferiores, para ayudar en el gran proceso de transformación planetaria que actualmente está latente. No es posible ayudar a transmutar el materialismo que apresa a tantos seres humanos, trabajando exactamente en el mismo nivel. La forma más eficaz de trabajar es la de sostener a las energías superiores; elevando, en primer lugar, la sustancia de nuestros propios vehículos inferiores a la luz gracias a nuestro esfuerzo espiritual colectivo; trabajando para elevar a la conciencia humana. Reunamos este esfuerzo general para ser un apoyo de Cristo, a fin de ayudarle en su trabajo y cuando Él recite La Gran Invocación, en el momento preciso de la Luna Llena de Géminis. Entonces la Humanidad será un vínculo y nunca más bloqueará al flujo de la circulación divina de las energías.

Ahora es el momento de trabajar en meditación para reforzar los esfuerzos, sincronizando nuestra voluntad y nuestra intención a fin de confirmar la Reaparición de Cristo.

martes, 2 de junio de 2009

Cierra los ojos...


Cierra los ojos y escucha tu respiración, el ritmo suave que tiene, el modo en que tomas el aire que te nutre, lo retienes y luego lo dejas ir...
Mientra respiras, empieza a imaginar que estás de pie en el medio de una corriente de agua poco profunda.
El agua sólo te llega a los tobillos y hace un ruido agradable al pasar por entre las piedras de su cauce...
Puedes sentir como el agua pasa por encima de tus pies y te roza los tobillos...
Imagina que todo el dolor o los sentimientos que te provocan,bajan por tu cuerpo, por tus piernas, y llegan a tus pies...
Y allí el agua que corre se lleva todo.
Todo el dolor se va de tu cuerpo, a traves de tus pies, y el agua del río se lo lleva...
Ahora puedes sentir como brilla el sol, y te envuelve en su calor,primero la cabeza, los hombros...
Te estás llenando de sentimientos que te hacen muy bien,que te llenan de felicidad y salud...
Mientras tú estás de pie, envuelta en la dorada y cálida luz del sol...
Ahora, respira profundamente, sacude los dedos de las manos y los pies y abre los ojos...
Bienvenido a la vida...

Foto:la sacamos en la cascada del Bonito, Villa La Angostura